[IMMSDD] ¿por qué la mayoría de las iglesias de hoy en día rinden culto el domingo?

P. El día de reposo bíblico es el sábado. Entonces, ¿por qué la mayoría de las iglesias rinden culto el domingo?

 

R. Es claro que el día de reposo bíblico es el sábado, el séptimo día de la semana. La iglesia primitiva guardaba el santo día de reposo según las enseñanzas de la Biblia (Hch. 17:2, 18:4). Entonces, ¿por qué la mayoría de las iglesias de hoy en día rinden culto el domingo? Averigüemos la razón.

 

http://espanol.watv.org/
http://espanol.watv.org/truth/qna/content.asp?idx=1559&page=4

Constantino y la ley del domingo

Alrededor del siglo II, la iglesia de Roma y algunas iglesias bajo su influencia adoptaron el domingo como su día de adoración, pero las iglesias orientales centradas en Jerusalén guardaban el sábado, el séptimo día, como el día de reposo según las enseñanzas de la Biblia. Sin embargo, ya que Constantino promulgó el Edicto de Milán en 313 d. C. que declaraba la igualdad de todas las religiones, esto llegó a ser un punto decisivo para el cristianismo.

Después de que Constantino promulgara el Edicto de Milán, inició políticas procristianas, dando privilegios al clero y apoyando económicamente a la iglesia. Pero esto no significaba que se hubiera convertido completamente al cristianismo. Él identificó con Cristo a su dios favorito, Mitra, y retuvo el título de sumo sacerdote pagano de “Pontifex Maximus” (Sumo Pontífice) hasta su muerte. Finalmente, escogió el cristianismo con propósitos políticos a fin de unificar todo el imperio. Para llevar adelante estas ideas, más tarde Constantino emitió una ley que ordenaba públicamente reposar del trabajo completamente los domingos.

Así fue como el día de adoración al sol fue cambiado al día cristiano de adoración. La Ley Dominical de Constantino, promulgada en 321 d. C., resultó en la solidificación de la posición de la iglesia de Roma. Ya que Constantino había forzado con su autoridad a todas las personas bajo el control del Imperio Romano a descansar el domingo, hasta las iglesias orientales que habían seguido observando el día de reposo no tuvieron más alternativa que seguir a la iglesia de Roma. Por supuesto, los que deseaban preservar la verdad adheridos al día de reposo, se escondían en los desiertos y en las montañas, pero era imposible impedir que la adoración del domingo se extendiera a todas las iglesias.

Este es el origen de la observancia del domingo, la cual ha continuado hasta estos días.

Sin embargo, aunque muchas iglesias guardan el domingo, el verdadero día de adoración a Dios no puede ser cambiado al domingo, que es el día de adoración al sol.

Los mandamientos de Dios no deben ser cambiados por el hombre por ninguna razón.

Ap. 22:18-19 “Yo testifico a todo aquel que oye las palabras de la profecía de este libro: Si alguno añadiere a estas cosas, Dios traerá sobre él las plagas que están escritas en este libro. Y si alguno quitare de las palabras del libro de esta profecía, Dios quitará su parte del libro de la vida, y de la santa ciudad y de las cosas que están escritas en este libro.”

Dios vino a esta tierra según las profecías de la Biblia, y reveló al mundo entero la verdad escondida en la oscuridad y nos permitió conocer la verdad del día de adoración que debemos observar. El día de reposo que la Iglesia de Dios guarda sagradamente el día sábado, el séptimo día, es la verdad pura de la iglesia primitiva que Cristo restauró en su segunda venida.

 

Iglesia de Dios , IDDSMM,

DIOS MADRE (MADRE CELESTIAL)

 

 
It's only fair to share...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on TumblrPin on PinterestEmail this to someone

[IDDSMM] P. El día de reposo bíblico es el sábado ???

[IDDSMM] P. El día de reposo bíblico es el sábado. Entonces, ¿por qué la mayoría de las iglesias rinden culto el domingo?

 Es claro que el día de reposo bíblico es el sábado, el séptimo día de la semana. La iglesia primitiva guardaba el santo día de reposo según las enseñanzas de la Biblia (Hch. 17:2, 18:4).

Entonces, ¿por qué la mayoría de las iglesias de hoy en día rinden culto el domingo? Averigüemos la razón
El domingo y la adoración del dios sol de Roma

La iglesia primitiva cristiana, que empezó en Jerusalén, prosperó y se expandió a Asia Menor, cerca de Israel, a Macedonia y llegó hasta Roma. En este proceso, sucedió algo inevitable: un conflicto con la religión romana.

La familia imperial romana aborrecía a los judíos que creían en el judaísmo. Los romanos creían en muchos dioses diferentes, y desde su punto de vista politeísta de la religión, era difícil entender a los judíos que creían en un solo y único Dios: Jehová, y los judíos se mostraban reacios a seguir las órdenes de los romanos, teniendo a su propia religión como excusa.

Para los romanos, los cristianos parecían ser una secta del judaísmo porque era también una religión monoteísta; los cristianos creían en Jesús como el Salvador, y guardaban el séptimo día como el día de reposo, igual que los judíos. Así, los miembros de la iglesia de Roma fueron incapaces de evitar la persecución de los romanos, y se esforzaron por informarles la diferencia entre el cristianismo y el judaísmo. En este proceso, llegaron a aceptar como día de adoración el domingo que los romanos guardaban.

El domingo era el día guardado para la adoración de Mitra, el dios sol. El Mitraísmo, una derivación de la religión persa Zoroastrismo, fue introducido en Roma alrededor del siglo I a. C. Mitra era descrito como el “dios invisible” o el “dios de la juventud inmortal”, y el Mitraísmo tuvo sus seguidores entre los soldados de Roma. Por el tiempo en que el cristianismo se expandió a Roma, el dios sol Mitra ya había sido elevado a la posición de deidad patrona de los emperadores y del imperio, y el Mitraísmo había sido reconocido como la religión más predominante e influyente de Roma. La iglesia de Roma trató de escapar de la persecución de los romanos aceptando como día de adoración el domingo, que era guardado en honor a Mitra.

 

Sin embargo, aunque muchas iglesias guardan el domingo, el verdadero día de adoración a Dios no puede ser cambiado al domingo, que es el día de adoración al sol.

Los mandamientos de Dios no deben ser cambiados por el hombre por ninguna razón.

Ap. 22:18-19 “Yo testifico a todo aquel que oye las palabras de la profecía de este libro: Si alguno añadiere a estas cosas, Dios traerá sobre él las plagas que están escritas en este libro. Y si alguno quitare de las palabras del libro de esta profecía, Dios quitará su parte del libro de la vida, y de la santa ciudad y de las cosas que están escritas en este libro.”

Dios vino a esta tierra según las profecías de la Biblia, y reveló al mundo entero la verdad escondida en la oscuridad y nos permitió conocer la verdad del día de adoración que debemos observar. El día de reposo que la Iglesia de Dios guarda sagradamente el día sábado, el séptimo día, es la verdad pura de la iglesia primitiva que Cristo restauró en su segunda venida.

 

Iglesia de Dios , IDDSMM,

DIOS MADRE (MADRE CELESTIAL)

 

It's only fair to share...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on TumblrPin on PinterestEmail this to someone

IDDSMM —– ¿Cuál es el antecedente de la controversia de la pascua en el Concilio de Nicea y la situación después de esta?—-Cristo Ahnsahnghong

(IDDSMM) La Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial Cree en Dios Padre (Cristo Ahnsahnghong) y Dios Madre y guarda la pascua.

thumbcropCAPY7YW1

¿Cuál es el antecedente de la controversia de la pascua en el Concilio de Nicea y la situación después de esta?

R.                                                                     La Iglesia Oriental y la Iglesia Occidental

El Concilio de Nicea fue un concilio internacional de líderes religiosos de las Iglesias Orientales y Occidentales, realizado en Nicea, Asia Menor, en 325 d.C., liderado por el Emperador Romano Constantino. El principal tema de la agenda que se discutió durante el concilio, fue fijar la fecha de la comunión de la pascua y lidiar con el Arrianismo que negaba la Trinidad. En especial, se había disputado el tema de fijar la fecha de la comunión de la pascua desde mediados de siglo II, el cual llegó a su fin cuando la pascua fue completamente abolida en el Concilio de Nicea.

La controversia de la pascua empezó después de la muerte de todos los apóstoles y la división de la iglesia primitiva en la Iglesia Oriental y la Iglesia Occidental. La Iglesia Oriental, que era gobernada por el patriarca de Constantinopla en Asia Menor, y la Iglesia Occidental, que era gobernada por el papa de Roma, celebraban la pascua para conmemorar la muerte de Cristo en fechas diferentes la una de la otra.

La Iglesia Oriental realizaba la comunión de la pascua el día 14 del primer mes según el calendario sagrado, y celebraba el día de resurrección el primer domingo después de la fiesta de los panes sin levadura (el día 15 del primer mes según el calendario sagrado), según las enseñanzas de la Biblia. Por otro lado, la Iglesia Occidental no celebraba la pascua, y en lugar de esto celebraba la comunión en el día de resurrección. ¿Por qué las Iglesias de Oriente y de Occidente celebraban la comunión en fechas diferentes? Esto se debía a que la Iglesia Occidental había cambiado la fecha de la Cena del Señor según su propio criterio, enfatizando la resurrección de Jesús. Esta diferencia de fechas causó mucha confusión entre los cristianos que viajaban de oriente a occidente.

Cuando viajaban a Roma después de celebrar la pascua y la fiesta de los panes sin levadura en la Iglesia Oriental, se confundían y se sorprendían de ver a la Iglesia Occidental realizando la comunión el día de resurrección.

La verdad de la iglesia primitiva

En los tiempos del Antiguo Testamento, está la fiesta de las primicias en que los israelitas llevaban al sacerdote una gavilla de los primeros granos (frutos) de su cosecha, y el sacerdote lo presentaba a Dios como una ofrenda mecida el día siguiente del día de reposo (domingo) después de la fiesta de los panes sin levadura.

Hasta haber presentado a Dios la ofrenda de la fiesta de las primicias, no podían comer el grano de la nueva cosecha (Levítico 23).

La profecía de esta fiesta fue cumplida por Jesús: después de celebrar la cena de la pascua, Jesús fue crucificado el día de la fiesta de los panes sin levadura (el día siguiente de la pascua), y resucitó de la muerte el día siguiente del día de reposo (Mr. 16:9). Resucitando como primicias de los que habían dormido, Jesús cumplió la

profecía del primer grano, que es la ofrenda de la fiesta de las primicias del Antiguo Testamento (Mt. 27:50-53, 1 Co. 15:20).

Según estas enseñanzas basadas en la Biblia, la iglesia primitiva guardaba la pascua el 14 del primer mes según el calendario sagrado, celebraba la fiesta de los panes sin levadura el 15 del mismo mes ayunando, y observaba el día de resurrección para conmemorar la resurrección de Cristo el día siguiente del día de reposo (domingo) después de la fiesta de los panes sin levadura.

Cambio de la verdad

El Concilio de Nicea decidió a favor de celebrar el día de resurrección el primer domingo que viene 15 días después del equinoccio de primavera todos los años, bajo la excusa de que era difícil calcular la fecha de la fiesta según los movimientos de la luna, y determinó que la Santa Comunión debía ser celebrada el día de resurrección.

La Iglesia Occidental no había guardado la pascua hasta entonces, sino que continuó celebrando la resurrección el domingo después de la pascua. Por eso, aunque las Iglesias Oriental y Occidental realizaban la comunión en diferentes fechas, todos usaban la fecha de la pascua para determinar la fecha del día de resurrección. Sin embargo, mientras el Concilio de Nicea establecía la fecha del día de resurrección como el primer domingo después de la luna llena que sigue al equinoccio de primavera, el significado de la pascua desapareció completamente.

La historia de la iglesia simplemente explica que el Concilio de Nicea fue convocado para estandarizar la fecha del día de resurrección. Sin embargo, detrás de esto estaba escondida una conspiración para abolir completamente la pascua.

El impedimento de Satanás no se detuvo aquí. La Iglesia de Roma, que había estado asociada con tradiciones e ideas politeístas durante mucho tiempo, introdujo la Pascua de Resurrección que originalmente era un festival en honor a Eostre (u Ostara), la diosa de la primavera (que se celebraba en el norte de Europa en el equinoccio de primavera), y lo injertó en el cristianismo. La costumbre de comer huevos en el día de resurrección tiene origen en los antiguos que creían en dioses paganos.

La controversia de la pascua

Mientras la Iglesia de Roma empezaba a celebrar la comunión el día de resurrección en lugar de la pascua, Policarpio, Obispo de la Iglesia de Esmirna, y el Papa Aniceto, Obispo de la Iglesia de Roma, discutían sobre la pascua alrededor del año 155 d.C. Policarpio enfatizaba que la pascua era una costumbre tradicional dejada por Jesús, diciendo que él había celebrado la pascua todos los años, junto con Juan (uno de los discípulos de Jesús) y muchos otros apóstoles. En esta controversia, no obstante, fracasaron en persuadirse.

Después, cerca del año 197 d. C, Víctor, el Obispo de Roma, insistía en que las iglesias debían adoptar la práctica romana de celebrar la comunión el día de resurrección en lugar de la pascua, y obligó a todas las iglesias a aceptar el Reglamento Dominical. Las iglesias de Occidente estuvieron de acuerdo en seguir el Reglamento Dominical; pero las iglesias del Oriente, que eran el fundamento de la Iglesia Cristiana, se opusieron rotundamente a su insistencia. En especial Polícrates, Obispo de la Iglesia de Éfeso, envió una carta a Víctor, en la que enfatizaba enérgicamente que la pascua debía ser celebrada. A través de la carta que Polícrates envió a Víctor en ese entonces, podemos imaginar la situación en que la verdad empezó a ser pervertida gradualmente después de la iglesia primitiva.

“Así guardamos el día de manera exacta, sin añadir ni quitar. Grandes luminarias reposan en Asia, que resucitarán en el último día a la venida del Señor, cuando vendrá con gloria del cielo y llamará a todos sus santos: como Felipe, uno de los doce apóstoles, que reposa en Hierápolis con dos de sus ancianas hijas vírgenes, mientras que una tercera hija vivió en el Espíritu Santo y reposa en Éfeso. También está Juan, que se reclinó en el pecho del Señor y que luego vino a ser sacerdote mitrado, mártir y maestro; también él duerme en Éfeso.

Luego está Policarpio de Esmirna, obispo y mártir, y Traseas, obispo y mártir de Eumenia, que también duerme en Esmirna.

¿Me será necesario hablar de Sagaris, obispo y mártir, que reposa en Laodicea, o del bienaventurado Papirio, o del eunuco Melitón, que vivió del todo en el Espíritu Santo y que yace en Sardis, esperando la llamada del cielo cuando resucitará de entre los muertos? Todos estos guardaron el decimocuarto día del mes como el comienzo de la fiesta, sin desviarse, y en conformidad al Evangelio. Y también yo, Polícrates, el menor de todos vosotros, vivo según la tradición de mis parientes, algunos de los cuales he seguido. Siete de ellos fueron obispos y yo soy el octavo, y mis parientes siempre han observado el día cuando el pueblo echaba la levadura fuera. Por tanto, hermanos míos, yo que he vivido sesenta y cinco años en el Señor y he consultado con los hermanos de todas partes del mundo y he estudiado toda la Sagrada Escritura, no temo las amenazas, porque mejores hombres que yo han dicho:”Debemos obedecer a Dios antes que a los hombres” [Hch. 5:29].”

Eusebio, Historia de la Iglesia / La controversia acerca de la Pascua / pp. 197-198

Cuando Víctor recibió esta carta, planeó excomulgar a todas las iglesias de Asia y las iglesias cercanas, acusándolas de ser”no ortodoxas”. No obstante, no pudo lograr su plan debido a las protestas de muchas iglesias de su alrededor.

La Iglesia Oriental continuó celebrando la pascua según las enseñanzas de Jesús y las tradiciones de los apóstoles. Esto es una evidencia de que la pascua no fue abolida ni siquiera en el Nuevo Testamento. La pascua es la fiesta de la vida que Jesús estableció con el pan y el vino, a fin de cumplir sus palabras:”Si no coméis la carne del Hijo del Hombre, y bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros” (Jn. 6:53).

Por eso el apóstol Pablo pidió que anunciáramos esta pascua del nuevo pacto hasta que Cristo venga (1 Co. 11:23-25).

Prediquen la verdad de vida al mundo entero

El Concilio de Nicea es muy sugestivo en muchos aspectos. Debido a la intervención del Emperador Constantino, la Iglesia de Roma llegó a tener más autoridad y el emperador romano empezó a ejercer influencia sobre las iglesias.

Si alguna iglesia no se sometía a la Iglesia Romana, que era apoyada por el poder del emperador, era considerada como hereje y perseguida. En esta situación, los santos que trataban de vivir según la palabra de Dios, tenían que celebrar la pascua en secreto, vagando en los desiertos, montes y cuevas. No obstante, como la Biblia dice:”Hasta que vino el Anciano de días, y se dio el juicio a los santos del Altísimo; y llegó el tiempo, y los santos recibieron el reino” (Dn. 7:22), Cristo, el Anciano de días, vino por segunda vez y la verdad de vida que había sido abolida por Satanás, fue restaurada en su debido tiempo.

Hemos recibido la promesa de la vida eterna por medio de la pascua del nuevo pacto que Dios estableció. Dios restauró la pascua sacrificándose hasta la muerte.

Esto se debe a que nadie puede recibir el perdón de pecados y la salvación sin la pascua. Agradeciendo por la gracia de Dios que ha restaurado la pascua a través de su sacrificio y amor, debemos predicar este precioso mensaje de vida más fuertemente.

 

IDDSMM

Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial

Cristo Ahnsahnghong

Dios Madre

http://espanol.watv.org

It's only fair to share...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on TumblrPin on PinterestEmail this to someone

IDDSMM) El día de reposo bíblico es el sábado. Entonces, ¿por qué la mayoría de las iglesias rinden culto el domingo?

P. El día de reposo bíblico es el sábado. Entonces, ¿por qué la mayoría de las iglesias rinden culto el domingo?

R. Es claro que el día de reposo bíblico es el sábado, el séptimo día de la semana. La iglesia primitiva(IDDSMM)guardaba el santo día de reposo según las enseñanzas de la Biblia (Hch. 17:2, 18:4). Entonces, ¿por qué la mayoría de las iglesias de hoy en día rinden culto el domingo? Averigüemos la razón.

El domingo y la adoración del dios sol de Roma

iddsmmLa iglesia primitiva cristiana, que empezó en Jerusalén, prosperó y se expandió a Asia Menor, cerca de Israel, a Macedonia y llegó hasta Roma. En este proceso, sucedió algo inevitable: un conflicto con la religión romana.

La familia imperial romana aborrecía a los judíos que creían en el judaísmo. Los romanos creían en muchos dioses diferentes, y desde su punto de vista politeísta de la religión, era difícil entender a los judíos que creían en un solo y único Dios: Jehová, y los judíos se mostraban reacios a seguir las órdenes de los romanos, teniendo a su propia religión como excusa.

Para los romanos, los cristianos parecían ser una secta del judaísmo porque era también una religión monoteísta; los cristianos creían en Jesús como el Salvador, y guardaban el séptimo día como el día de reposo, igual que los judíos. Así, los miembros de la iglesia de Roma fueron incapaces de evitar la persecución de los romanos, y se esforzaron por informarles la diferencia entre el cristianismo y el judaísmo. En este proceso, llegaron a aceptar como día de adoración el domingo que los romanos guardaban.

El domingo era el día guardado para la adoración de Mitra, el dios sol. El Mitraísmo, una derivación de la religión persa Zoroastrismo, fue introducido en Roma alrededor del siglo I a. C. Mitra era descrito como el “dios invisible” o el “dios de la juventud inmortal”, y el Mitraísmo tuvo sus seguidores entre los soldados de Roma. Por el tiempo en que el cristianismo se expandió a Roma, el dios sol Mitra ya había sido elevado a la posición de deidad patrona de los emperadores y del imperio, y el Mitraísmo había sido reconocido como la religión más predominante e influyente de Roma. La iglesia de Roma trató de escapar de la persecución de los romanos aceptando como día de adoración el domingo, que era guardado en honor a Mitra.

Constantino y la ley del domingo

iddsmm ,Alrededor del siglo II, la iglesia de Roma y algunas iglesias bajo su influencia adoptaron el domingo como su día de adoración, pero las iglesias orientales centradas en Jerusalén guardaban el sábado, el séptimo día, como el día de reposo según las enseñanzas de la Biblia. Sin embargo, ya que Constantino promulgó el Edicto de Milán en 313 d. C. que declaraba la igualdad de todas las religiones, esto llegó a ser un punto decisivo para el cristianismo.

Después de que Constantino promulgara el Edicto de Milán, inició políticas procristianas, dando privilegios al clero y apoyando económicamente a la iglesia. Pero esto no significaba que se hubiera convertido completamente al cristianismo. Él identificó con Cristo a su dios favorito, Mitra, y retuvo el título de sumo sacerdote pagano de “Pontifex Maximus” (Sumo Pontífice) hasta su muerte. Finalmente, escogió el cristianismo con propósitos políticos a fin de unificar todo el imperio. Para llevar adelante estas ideas, más tarde Constantino emitió una ley que ordenaba públicamente reposar del trabajo completamente los domingos.

iddsmm , 
Así fue como el día de adoración al sol fue cambiado al día cristiano de adoración. La Ley Dominical de Constantino, promulgada en 321 d. C., resultó en la solidificación de la posición de la iglesia de Roma. Ya que Constantino había forzado con su autoridad a todas las personas bajo el control del Imperio Romano a descansar el domingo, hasta las iglesias orientales que habían seguido observando el día de reposo no tuvieron más alternativa que seguir a la iglesia de Roma. Por supuesto, los que deseaban preservar la verdad adheridos al día de reposo, se escondían en los desiertos y en las montañas, pero era imposible impedir que la adoración del domingo se extendiera a todas las iglesias.

Este es el origen de la observancia del domingo, la cual ha continuado hasta estos días.

Sin embargo, aunque muchas iglesias guardan el domingo, el verdadero día de adoración a Dios no puede ser cambiado al domingo, que es el día de adoración al sol.

Los mandamientos de Dios no deben ser cambiados por el hombre por ninguna razón.

Ap. 22:18-19 “Yo testifico a todo aquel que oye las palabras de la profecía de este libro: Si alguno añadiere a estas cosas, Dios traerá sobre él las plagas que están escritas en este libro. Y si alguno quitare de las palabras del libro de esta profecía, Dios quitará su parte del libro de la vida, y de la santa ciudad y de las cosas que están escritas en este libro.”

Dios vino a esta tierra según las profecías de la Biblia, y reveló al mundo entero la verdad escondida en la oscuridad y nos permitió conocer la verdad del día de adoración que debemos observar. El día de reposo que la Iglesia de Dios guarda sagradamente el día sábado, el séptimo día, es la verdad pura de la iglesia primitiva que Cristo restauró en su segunda venida.

DE IGLESIA DE DIOS SOCIEDAD MISIONERA MUNDIAL
It's only fair to share...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on TumblrPin on PinterestEmail this to someone

P. ¿Cuál es la diferencia entre el bautismo de inmersión y el bautismo de aspersión?

P. ¿Cuál es la diferencia entre el bautismo de inmersión y el bautismo de aspersión?

iddsmm

R.
El bautismo es un acto ritual para enterrar el cuerpo pecador y renacer a una nueva vida para llegar a ser cristiano. Ser bautizado es enterrar nuestros pecados en el agua. Las diferentes denominaciones enseñan y practican diferentes métodos de bautismo: de inmersión y de aspersión.Parece que no hay una gran diferencia entre ellos, pero cuando entendemos el significado de la palabra griega para bautismo, podemos ver que el bautismo bíblico es el de inmersión y no el de aspersión.

La palabra griega “(baptisma)” significa ‘mojar algo, sumergir’. La palabra española “bautismo” es una transliteración directa de la palabra griega. Por lo tanto, si consideramos el significado del idioma original, no hay duda de que el método bíblico del bautismo es la inmersión.

Bautismo de inmersión y bautismo de aspersión

Cuando vemos las películas relacionadas con el cristianismo o los cuadros religiosos, frecuentemente podemos ver las escenas de Jesús siendo bautizado en el río Jordán o de las personas que se están bautizando sumergiéndose en el agua. Esto se debe a que el bautismo es un “rito de inmersión”, al igual que su significado literal.

Cuando un cadáver es sepultado, no es suficiente rociar una pala de tierra sobre él una o dos veces. Lo mismo sucede con la ceremonia de sepultura del pecado. No podemos decir que el pecado de uno es completamente sepultado rociando solo unas cuantas gotas de agua sobre él. Por esta razón, es necesario que el cuerpo entero esté bajo el agua.

Ser completamente sepultado en el agua simboliza la muerte y el entierro del pecado. Por eso, en general el bautismo era realizado en un río o en el mar, porque no había mucha agua, y cuando el bautismo era realizado en algún otro lugar donde no había suficiente agua, era común verter agua en todo el cuerpo hasta que este fuese completamente empapado.

La práctica moderna de rociar agua para el bautismo, la cual muchas iglesias están siguiendo ahora, data del tiempo de la iglesia cristiana temprana, que se expandió a las regiones del extranjero. Cuando los cristianos viajaban una larga distancia, si había alguno que quería ser bautizado después de escuchar el evangelio en un área desértica, donde no era fácil conseguir incluso un sorbo de agua, rociaban unas cuantas gotas de agua sobre las personas en lugar de sumergirlas en el agua. Esto se debía a que no había suficiente agua para mojar el cuerpo entero. Esta práctica informal del bautismo era permitida solo en circunstancias inevitables o excepcionales. No obstante, después del año 120 d. C., el método de rociar agua empezó a sustituir al método de inmersión; incluso en lugares donde había mucha agua, se adoptó el método informal del bautismo.

La circuncisión del Antiguo Testamento y el bautismo del Nuevo Testamento

Gn. 17:10-11 『Será circuncidado todo varón de entre vosotros […], y será por señal del pacto entre mí y vosotros.』

En los tiempos del Antiguo Testamento, la ceremonia de la circuncisión era realizada como una señal entre Dios y su pueblo. Este rito de la circuncisión ha sido reemplazado por el bautismo en el Nuevo Testamento.

Col. 2:11-12 『En él también fuisteis circuncidados con circuncisión no hecha a mano, al echar de vosotros el cuerpo pecaminoso carnal, en la circuncisión de Cristo; sepultados con él en el bautismo, […]』

De este modo, el bautismo es una ceremonia santa para llegar a ser hijos de Dios. Jesús mismo nos dio ejemplo al ser bautizado en el agua (Mt. 3:1-17).

El bautismo, la señal de la salvación

Ya que la salvación por medio de la fe se enfatizó después de la Reforma, el bautismo fue simplemente considerado o interpretado como una señal de arrepentimiento. Y muchas iglesias incluso consideraban el rito del bautismo como algo sin importancia o innecesario. Sin embargo, el bautismo es absolutamente necesario para la persona que quiera nacer de nuevo como hijo de Dios y recibir la salvación.

Mr. 16:16 『El que creyere y fuere bautizado, será salvo; […]』

Hch. 2:38 『Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; […]』

1 P. 3:21 『El bautismo que corresponde a esto ahora nos salva […] por la resurrección de Jesucristo,』

Para un pecador no hay nada más importante que el perdón de pecados.

Por consiguiente, el bautismo es una ceremonia urgente que no puede ser aplazada; debemos ser bautizados inmediatamente después de comprender la palabra de Dios. Los discípulos, que fueron enseñados directamente por Jesús, bautizaban a las personas tan pronto como aceptaban su mensaje. Hay muchos casos de bautismo de inmediato en la Biblia. Esto muestra cuán urgente e importante es el rito del bautismo (Hch. 8:35-36, Hch. 16:13-15, Hch. 16:29-34). Hoy, la mayoría de las iglesias enseñan que el bautismo debe ser dado después de seis o doce meses de estudio. Sin embargo, sus enseñanzas salen de su completa ignorancia a la voluntad de Dios.

Bautismo de nuevo

Algunas personas, cuando escuchan el evangelio por primera vez, preguntan: “Yo ya he sido bautizado en otra iglesia. ¿Debo ser bautizado de nuevo?” En la Biblia hay una prueba del bautismo de nuevo.

Hch. 19:3-5 『Entonces dijo: ¿En qué, pues, fuisteis bautizados? Ellos dijeron: En el bautismo de Juan. Dijo Pablo: Juan bautizó con bautismo de arrepentimiento, diciendo al pueblo que creyesen en aquel que vendría después de él, esto es, en Jesús el Cristo. Cuando oyeron esto, fueron bautizados en el nombre del Señor Jesús.』

La razón por la que el apóstol Pablo recomendó a los que fueron bautizados por Juan, ser bautizados de nuevo en el nombre de Jesús, era que ellos podían recibir la promesa del perdón de pecados solo al ser bautizados en el nombre del Salvador que vino en esa época. Por consiguiente, los que quieren recibir la promesa de la verdadera salvación, aunque fueron bautizados antes de recibir la verdad, deben ser bautizados de nuevo en la verdadera iglesia, para que puedan participar en la promesa de la perfecta salvación.

Id y haced discípulos a todas las naciones

Una violación guía a otra, y a otra más. Esta es la naturaleza de los seres humanos, los pecadores, de llegar a ser más osados al cometer más maldad.

Si se hacen insensibles al pecado, finalmente llegan a interpretar la palabra de Dios a su propia manera, a confundir sus propios pensamientos con la voluntad de Dios, y a cambiar una base bíblica por sus propias visiones. No obstante, las palabras de Dios no pueden ser cambiadas a la injusticia por causa de una sola cosa.

Los hijos de Dios no debemos alinearnos con los que se vuelven de las enseñanzas de la Biblia con una excusa de conveniencia humana o universalidad. Todas y cada una de las leyes que Dios el Creador nos ha dado, son su promesa para la salvación de nuestras almas, por lo tanto tenemos que obedecer todo lo que Dios nos ha dicho, aunque sea algo pequeño.

Hemos nacido de nuevo como hijos del cielo por la gracia de Dios. Nuestro deber es comprender la voluntad de Dios y predicar la verdad a muchas almas. Siguiendo la palabra de Dios, guiemos a todas las personas del mundo entero al camino de la salvación.

Mt. 28:19-20 『Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo.』

Continue reading “P. ¿Cuál es la diferencia entre el bautismo de inmersión y el bautismo de aspersión?”

It's only fair to share...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on TumblrPin on PinterestEmail this to someone

P. ¿Cuál es el antecedente de la controversia de la pascua en el Concilio de Nicea y la situación después de esta?

iddsmm

P. ¿Cuál es el antecedente de la controversia de la pascua en el Concilio de Nicea y la situación después de esta?

 

R.
La Iglesia Oriental y la Iglesia Occidental


El Concilio de Nicea fue un concilio internacional de líderes religiosos de las Iglesias Orientales y Occidentales, realizado en Nicea, Asia Menor, en 325 d.C., liderado por el Emperador Romano Constantino. El principal tema de la agenda que se discutió durante el concilio, fue fijar la fecha de la comunión de la pascua y lidiar con el Arrianismo que negaba la Trinidad. En especial, se había disputado el tema de fijar la fecha de la comunión de la pascua desde mediados de siglo II, el cual llegó a su fin cuando la pascua fue completamente abolida en el Concilio de Nicea.

La controversia de la pascua empezó después de la muerte de todos los apóstoles y la división de la iglesia primitiva en la Iglesia Oriental y la Iglesia Occidental.  La Iglesia Oriental, que era gobernada por el patriarca de Constantinopla en Asia Menor, y la Iglesia Occidental, que era gobernada por el papa de Roma, celebraban la pascua para conmemorar la muerte de Cristo en fechas diferentes la una de la otra.

La Iglesia Oriental realizaba la comunión de la pascua el día 14 del primer mes según el calendario sagrado, y celebraba el día de resurrección el primer domingo después de la fiesta de los panes sin levadura (el día 15 del primer mes según el calendario sagrado), según las enseñanzas de la Biblia. Por otro lado,  la Iglesia Occidental no celebraba la pascua, y en lugar de esto celebraba la comunión en el día de resurrección. ¿Por qué las Iglesias de Oriente y de Occidente celebraban la comunión en fechas diferentes? Esto se debía a que la Iglesia Occidental había cambiado la fecha de la Cena del Señor según su propio criterio, enfatizando la resurrección de Jesús. Esta diferencia de fechas causó mucha confusión entre los cristianos que viajaban de oriente a occidente.

Cuando viajaban a Roma después de celebrar la pascua y la fiesta de los panes sin levadura en la Iglesia Oriental, se confundían y se sorprendían de ver a la Iglesia Occidental realizando la comunión el día de resurrección.

La verdad de la iglesia primitiva

En los tiempos del Antiguo Testamento,  está la fiesta de las primicias en que los israelitas llevaban al sacerdote una gavilla de los primeros granos (frutos) de su cosecha, y el sacerdote lo presentaba a Dios como una ofrenda mecida el día siguiente del día de reposo (domingo) después de la fiesta de los panes sin levadura.

Hasta haber presentado a Dios la ofrenda de la fiesta de las primicias, no podían comer el grano de la nueva cosecha (Levítico 23).

La profecía de esta fiesta fue cumplida por Jesús: después de celebrar la cena de la pascua, Jesús fue crucificado el día de la fiesta de los panes sin levadura (el día siguiente de la pascua), y resucitó de la muerte el día siguiente del día de reposo (Mr. 16:9). Resucitando como primicias de los que habían dormido, Jesús cumplió la profecía del primer grano, que es la ofrenda de la fiesta de las primicias del Antiguo Testamento (Mt. 27:50-53, 1 Co. 15:20).

Según estas enseñanzas basadas en la Biblia, la iglesia primitiva guardaba la pascua el 14 del primer mes según el calendario sagrado, celebraba la fiesta de los panes sin levadura el 15 del mismo mes ayunando, y observaba el día de resurrección para conmemorar la resurrección de Cristo el día siguiente del día de reposo (domingo) después de la fiesta de los panes sin levadura.

Cambio de la verdad

El Concilio de Nicea decidió a favor de celebrar el día de resurrección el primer domingo que viene 15 días después del equinoccio de primavera todos los años, bajo la excusa de que era difícil calcular la fecha de la fiesta según los movimientos de la luna, y determinó que la Santa Comunión debía ser celebrada el día de resurrección.

La Iglesia Occidental no había guardado la pascua hasta entonces, sino que continuó celebrando la resurrección el domingo después de la pascua. Por eso, aunque las Iglesias Oriental y Occidental realizaban la comunión en diferentes fechas, todos usaban la fecha de la pascua para determinar la fecha del día de resurrección. Sin embargo, mientras el Concilio de Nicea establecía la fecha del día de resurrección como el primer domingo después de la luna llena que sigue al equinoccio de primavera, el significado de la pascua desapareció completamente.

La historia de la iglesia simplemente explica que el Concilio de Nicea fue convocado para estandarizar la fecha del día de resurrección. Sin embargo, detrás de esto estaba escondida una conspiración para abolir completamente la pascua.

El impedimento de Satanás no se detuvo aquí. La Iglesia de Roma, que había estado asociada con tradiciones e ideas politeístas durante mucho tiempo, introdujo la Pascua de Resurrección que originalmente era un festival en honor a Eostre (u Ostara), la diosa de la primavera (que se celebraba en el norte de Europa en el equinoccio de primavera), y lo injertó en el cristianismo. La costumbre de comer huevos en el día de resurrección tiene origen en los antiguos que creían en dioses paganos.

La controversia de la pascua

Mientras la Iglesia de Roma empezaba a celebrar la comunión el día de resurrección en lugar de la pascua, Policarpio, Obispo de la Iglesia de Esmirna, y el Papa Aniceto, Obispo de la Iglesia de Roma, discutían sobre la pascua alrededor del año 155 d.C. Policarpio enfatizaba que la pascua era una costumbre tradicional dejada por Jesús, diciendo que él había celebrado la pascua todos los años, junto con Juan (uno de los discípulos de Jesús) y muchos otros apóstoles. En esta controversia, no obstante, fracasaron en persuadirse.

Después, cerca del año 197 d. C, Víctor, el Obispo de Roma, insistía en que las iglesias debían adoptar la práctica romana de celebrar la comunión el día de resurrección en lugar de la pascua, y obligó a todas las iglesias a aceptar el Reglamento Dominical. Las iglesias de Occidente estuvieron de acuerdo en seguir el Reglamento Dominical; pero las iglesias del Oriente, que eran el fundamento de la Iglesia Cristiana, se opusieron rotundamente a su insistencia. En especial Polícrates, Obispo de la Iglesia de Éfeso, envió una carta a Víctor, en la que enfatizaba enérgicamente que la pascua debía ser celebrada. A través de la carta que Polícrates envió a Víctor en ese entonces, podemos imaginar la situación en que la verdad empezó a ser pervertida gradualmente después de la iglesia primitiva.


“Así guardamos el día de manera exacta, sin añadir ni quitar. Grandes luminarias reposan en Asia, que resucitarán en el último día a la venida del Señor, cuando vendrá con gloria del cielo y llamará a todos sus santos: como Felipe, uno de los doce apóstoles, que reposa en Hierápolis con dos de sus ancianas hijas vírgenes, mientras que una tercera hija vivió en el Espíritu Santo y reposa en Éfeso. También está Juan, que se reclinó en el pecho del Señor y que luego vino a ser sacerdote mitrado, mártir y maestro; también él duerme en Éfeso.
Luego está Policarpio de Esmirna, obispo y mártir, y Traseas, obispo y mártir de Eumenia, que también duerme en Esmirna.
¿Me será necesario hablar de Sagaris, obispo y mártir, que reposa en Laodicea, o del bienaventurado Papirio, o del eunuco Melitón, que vivió del todo en el Espíritu Santo y que yace en Sardis, esperando la llamada del cielo cuando resucitará de entre los muertos? Todos estos guardaron el decimocuarto día del mes como el comienzo de la fiesta, sin desviarse, y en conformidad al Evangelio. Y también yo, Polícrates, el menor de todos vosotros, vivo según la tradición de mis parientes, algunos de los cuales he seguido. Siete de ellos fueron obispos y yo soy el octavo, y mis parientes siempre han observado el día cuando el pueblo echaba la levadura fuera. Por tanto, hermanos míos, yo que he vivido sesenta y cinco años en el Señor y he consultado con los hermanos de todas partes del mundo y he estudiado toda la Sagrada Escritura, no temo las amenazas, porque mejores hombres que yo han dicho:”Debemos obedecer a Dios antes que a los hombres” [Hch. 5:29].”
Eusebio, Historia de la Iglesia / La controversia acerca de la Pascua / pp. 197-198

Cuando Víctor recibió esta carta, planeó excomulgar a todas las iglesias de Asia y las iglesias cercanas, acusándolas de ser”no ortodoxas”. No obstante, no pudo lograr su plan debido a las protestas de muchas iglesias de su alrededor.

La Iglesia Oriental continuó celebrando la pascua según las enseñanzas de Jesús y las tradiciones de los apóstoles. Esto es una evidencia de que la pascua no fue abolida ni siquiera en el Nuevo Testamento. La pascua es la fiesta de la vida que Jesús estableció con el pan y el vino, a fin de cumplir sus palabras: “Si no coméis la carne del Hijo del Hombre, y bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros” (Jn. 6:53).

Por eso el apóstol Pablo pidió que anunciáramos esta pascua del nuevo pacto hasta que Cristo venga (1 Co. 11:23-25).

Prediquen la verdad de vida al mundo entero

El Concilio de Nicea es muy sugestivo en muchos aspectos. Debido a la intervención del Emperador Constantino, la Iglesia de Roma llegó a tener más autoridad y el emperador romano empezó a ejercer influencia sobre las iglesias.

Si alguna iglesia no se sometía a la Iglesia Romana, que era apoyada por el poder del emperador, era considerada como hereje y perseguida. En esta situación, los santos que trataban de vivir según la palabra de Dios, tenían que celebrar la pascua en secreto, vagando en los desiertos, montes y cuevas. No obstante, como la Biblia dice:”Hasta que vino el Anciano de días, y se dio el juicio a los santos del Altísimo; y llegó el tiempo, y los santos recibieron el reino” (Dn. 7:22), Cristo, el Anciano de días, vino por segunda vez y la verdad de vida que había sido abolida por Satanás, fue restaurada en su debido tiempo.

Hemos recibido la promesa de la vida eterna por medio de la pascua del nuevo pacto que Dios estableció. Dios restauró la pascua sacrificándose hasta la muerte.

Esto se debe a que nadie puede recibir el perdón de pecados y la salvación sin la pascua. Agradeciendo por la gracia de Dios que ha restaurado la pascua a través de su sacrificio y amor, debemos predicar este precioso mensaje de vida más fuertemente.

De ; IGLESIA DE DIOS SOCIEDAD MISIONERA MUNDIAL

 

It's only fair to share...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on TumblrPin on PinterestEmail this to someone

IDDSMM-P. En la Biblia aparece con frecuencia el nombre “Samaria”. ¿Qué lugar es Samaria? ¿Por qué los judíos se distinguieron especialmente de los samaritanos?

P. En la Biblia aparece con frecuencia el nombre “Samaria”. ¿Qué lugar es Samaria? ¿Por qué los judíos se distinguieron especialmente de los samaritanos?


R.  División del reino de Israel

Para conocer acerca de Samaria, primero echemos un vistazo a la historia del reino de Israel. El primer rey de Israel fue Saúl. Sin embargo, como Saúl desobedeció a Dios, el trono fue quitado de él y entregado a David. A la edad de treinta años, David llegó a ser rey de Israel y siguió a Dios con todo su corazón; él amaba la ley de Dios y la observaba diligentemente. Además, se esforzó en edificar el templo para el arca del pacto, y de esta manera agradeció mucho a Dios. Bajo la gracia de Dios, David reinó en Israel cuarenta años (1 S. 15:22-23, 2 S. 5:4, 2 S. 7).

Después de la muerte de David, Salomón llegó a ser rey. Al igual que su padre David, Salomón también se condujo humildemente, por eso Dios le dio sabiduría, honor y riqueza. Incluso fue bendecido para completar la construcción del templo, el cual había sido el ansioso deseo de David. Sin embargo, al pasar el tiempo, Salomón empezó a usar las bendiciones dadas por Dios, para satisfacer sus placeres, y cometió idolatría casándose con mujeres gentiles, y finalmente esto provocó la ira de Dios.

1 R. 11:9-13 “Y se enojó Jehová contra Salomón, por cuanto su corazón se había apartado de Jehová Dios de Israel, que se le había aparecido dos veces, y le había mandado acerca de esto, que no siguiese a dioses ajenos; mas él no guardó lo que le mandó Jehová. Y dijo Jehová a Salomón: […] romperé de ti el reino, y lo entregaré a tu siervo. Sin embargo, no lo haré en tus días, por amor a David tu padre; lo romperé de la mano de tu hijo […]”

Después de la muerte de Salomón, su hijo Roboam llegó a ser rey. Luego, como Dios había profetizado, Jeroboam, que era uno de los oficiales de Salomón, se unió a las diez tribus en el norte y llegó a ser rey sobre ellos.

Por ello, el reino de Israel fue dividido en dos reinos separados: Judá al sur, gobernado por Roboam, e Israel al norte, gobernado por Jeroboam. Así fue reducido a un pequeño país de Medio Oriente.

 

iddsmm  Destrucción de Israel, en el norte

El reino de Israel, en el norte, que estaba formado por diez tribus, era comparativamente más poderoso que el reino de Judá, en el Sur, que estaba compuesto por dos tribus. Sin embargo, Jerusalén, donde estaba el templo de Dios, pertenecía al reino de Judá, en el sur, y esto significaba una desventaja insuperable para Israel. Ya que el pueblo de Israel tenía que ir al sur, a Judá, cada año para celebrar las fiestas solemnes, Jeroboam temía que si su pueblo seguía yendo a Jerusalén, podrían residir allí permanentemente. Entonces, como una manera de fortalecer su poder sobre su pueblo, les hizo caer en idolatría.

1 R. 12:28-30 “Y habiendo tenido consejo, hizo el rey dos becerros de oro, y dijo al pueblo: Bastante habéis subido a Jerusalén; he aquí tus dioses, oh Israel, los cuales te hicieron subir de la tierra de Egipto. Y puso uno en Bet-el, y el otro en Dan. Y esto fue causa de pecado; […]”

Después del rey Jeroboam, todos los reyes sirvieron a los ídolos.
Especialmente Acab, hijo de Omri, que tomó por mujer a Jezabel, hija de Etbaal rey de los sidonios, y sirvió a Baal, y lo adoró. Él hizo lo malo, más que todos los que reinaron antes de él (1 R. 16:30-31).

Mientras tanto, el rey Omri, el padre de Acab, hizo un monte situado en el norte de Siquem, la capital de su reino. El nombre de la ciudad que edificó es “Samaria”. En otras palabras, Samaria era la capital del reino de Israel, en el norte (1 R. 16:23-24).

De esta manera, el reino de Israel en el norte, había descuidado las leyes de Dios por mucho tiempo. Entonces, cuando Ezequías rey de Judá envió correos para que el pueblo de Israel comprendiera la pascua (una de las leyes de Dios) y la celebraran, ellos se rieron y se burlaron de los correos.

Como resultado, Israel fue invadido por Salmanasar rey de Asiria y Samaria fue tomada 254 años después de su fundación (2 Cr. 30:1-10).

2 R. 18:9-12 “[…] subió Salmanasar rey de los asirios contra Samaria, y la sitió, y la tomaron al cabo de tres años. […] por cuanto no habían atendido a la voz de Jehová su Dios, sino que habían quebrantado su pacto; y todas las cosas que Moisés siervo de Jehová había mandado, no las habían escuchado, ni puesto por obra.”

Los samaritanos eran despreciados

Después de destruir el reino de Israel en el norte, Salmanasar rey de Asiria deportó obligatoriamente al pueblo de Israel a Asiria y los puso en Halah, en Habor junto al río Gozán, y en las ciudades de los medos. Por otro lado, trajo gente de Babilonia, de Cuta, de Ava, de Hamat y de Sefarvaim y los puso en las ciudades de Samaria (capital de Israel), por eso ellos habitaron allí. (2 R.17:6, 24).

Aquellos gentiles se casaron con los judíos que permanecieron en Samaria, creando un pueblo de raza mixta. Desde ese momento, los judíos consideraron a los samaritanos como paganos y los despreciaron.

Jn. 4:9 “La mujer samaritana le dijo: ¿Cómo tú, siendo judío, me pides a mí de beber, que soy mujer samaritana? Porque judíos y samaritanos no se tratan entre sí.”

Los judíos incluso llamaron a Jesús “samaritano” para insultarlo.

Jn. 8:48 “Respondieron entonces los judíos, y le dijeron: ¿No decimos bien nosotros, que tú eres samaritano, y que tienes demonio?”

Sin embargo, Jesús dio su gracia incluso a los samaritanos que eran despreciados. Él enseñó a una mujer samaritana, a quien conoció en una ciudad de Samaria llamada Sicar, donde estaba el pozo de Jacob, quién era la fuente del agua viva. También dio salvación al leproso samaritano, quien fue el único de los diez leprosos que volvió para agradecer a Dios por su gracia de permitirle la sanidad. Y a través de la parábola del buen samaritano, Jesús nos hizo comprender qué personas podrán entrar en el reino de los cielos (Jn. 4:10, Lc. 10:30-37, Lc. 17:11-19).

Prediquen este evangelio en Samaria y hasta lo último de la tierra

Hch. 1:8 “pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.”

Jesús mandó a sus discípulos a predicar el evangelio al mundo entero, y mencionó “Samaria”. Con esto quiso decir que permitiría conocer quién era el Salvador incluso a los samaritanos que habían abandonado a Dios(Elohim) y que habían vivido excluidos de la salvación por mucho tiempo. Hoy, nosotros también hemos recibido esta misión. Además, debemos predicar el evangelio hasta lo último de la tierra, yendo valientemente hasta Samaria espiritual, que ha sido considerada como una tierra estéril del evangelio, y proclamando al Espíritu(Cristo Ahnsahnghong)  y la Esposa (Madre Jerusalen), los Salvadores de esta época, a los samaritanos espirituales.

It's only fair to share...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on TumblrPin on PinterestEmail this to someone